lunes, 9 de noviembre de 2015

GETAFE NEGRO: PRESENTACIÓN CRUZADA DE LAS NOVELAS “SECRETOS DEL ARENAL”, DE FÉLIX G. MODROÑO y TUS MAGNÍFICOS OJOS VENGATIVOS CUANDO TODO HA PASADO, DE JUAN RAMÓN BIEDMA.

El pasado 23 de octubre, en una de las jornadas de la estupenda iniciativa que es el Getafe Negro, asistí a la presentación que realizaban conjuntamente Félix G. Modroño y Juan Ramón Biedma de sus últimas novelas. Lo novedoso de la ocasión, al menos para mí, era que se trataba de una presentación cruzada: cada uno de ellos hablaría de la novela del otro. Para Félix se trataba de un final de ciclo en lo que se refería a Secretos del Arenal, ya que ésta sería la última presentación de su obra antes de retirarse a sus cuarteles de invierno para comenzar una nueva aventura literaria. 

El acto tuvo lugar en la caseta ubicada en la Plaza del General Palacios, en pleno centro de Getafe y fue un auténtico placer escuchar a los dos autores, sobre todo lo referente a anécdotas de sus obras, de cómo se gestaron y cómo se fueron desarrollando. Fue casi una hora de charla en la que a nivel personal disfruté mucho y aprendí más. Durante ella ambos fueron tomando la palabra y haciéndose preguntas, lo que sirvió para que todo fuese muy ágil y realmente muy interesante.

Comenzó hablando Juan Ramón Biedma sobre Secretos del Arenal. Puso de manifiesto que esta novela ha arrojado una nueva luz sobre rincones desconocidos de Sevilla que incluso él, sevillano de nacimiento, ignoraba. Habló de un momento de la novela, en la Venta del Charco. En los años en que está ambientada, los cuarenta del pasado siglo, la zona en la que se encontraba era el extrarradio y en ella se reunían personajes de todo pelaje y condición: policía secreta de Franco, carlistas, falangistas, periodistas, prostitutas, cantantes… En esa escena acaba por salir a cantar el propio Manolo Caracol, al que Juan Ramón considera como la “bohemia extrema” de la época. Parece que ese término, explicó, lo hemos adjudicado a cantantes como Janis Joplin o Amy Winehouse, pero escuchar la voz inconfundible de Caracol en aquel ambiente, magistralmente descrito por Félix es la pura esencia de esa bohemia, hoy un tanto olvidada. También expuso brevemente el argumento de Secretos del arenal y su estructura de dos novelas en una, con los dos Arenales, el de Bilbao y el de Sevilla. 

A continuación Félix tomó la palabra para comenzar diciendo que los escritores tienen un problema: que han perdido la inocencia como lectores. Él ahora sólo lee libros que le enganchen de alguna manera en función de su prosa, del modo que están escritos. Aseguró que cada novelista debe tener una voz propia y que Juan Ramón Biedma la tiene, además de poseer una enorme capacidad para crear ambientes sórdidos y para conectar con el público. El argumento de Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado (título que a mí me fascinó de un modo muy especial) trata de la desaparición de tres niñas en Londres en 1891 y la investigación que lleva a cabo una de las madres ayudada por un conocido que, en aquel momento, se dedicaba al robo de cadáveres, práctica muy habitual en esa época. La unión de la alta sociedad londinense con lo más bajo de ella para solucionar el misterio son uno de los puntos fuertes de la narración. Pero Félix considera que el punto clave es el atrevimiento de Juan Ramón al introducir en su novela a personajes de la categoría de Sherlock Holmes y Moriarty.

Juan Ramón prosiguió explicando que la idea de su novela la tenía desde el principio. El Mal con mayúsculas es lo que planea sobre la gente y es realmente el motor de los personajes. Además quería ir más allá: tener un malvado que fuese centro y nexo de todo para organizar la trama alrededor. Quería crear la idea de que si se detenía a ese malvado no sería bueno para la sociedad, quería humanizar ese Mal, de ahí que surgiera la idea de introducir a Moriarty y, por conclusión, a Holmes.

Respecto al modo en que Félix crea sus tramas, nos explicó que suele ser muy metódico a la hora de escribir y generalmente lo tiene todo pensado, pero en Secretos del Arenal el personaje de Fernanda “La Madrid” no estaba previsto con el recorrido que tuvo al final. La mujer como tal es muy importante en toda su novela . Para él era un reto ponerse en la piel de una mujer porque ha conocido mujeres excepcionales en su vida y le encanta escucharlas. Silvia Santander, protagonista de su libro, es realmente una mezcla de dos mujeres que han entrado y salido de su vida en diferentes momentos y a las que dio a leer la novela para que le diesen su parecer. Cree firmemente que la mejor manera de documentarse es preguntar a quien más sabe.

Félix preguntó a Juan Ramón por los zoos humanos, que aparecen en Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado. Y Juan Ramón nos contó cosas sobre ellos realmente interesantes aunque algo crueles también. Estos zoos eran espectáculos creados a mediados del siglo XIX por promotores que viajaban a lugares remotos para buscar aborígenes de todo tipo (esquimales, pigmeos…) con la intención de que el ciudadano medio saciase su sed de conocimientos. Los reunían en jaulas para la curiosidad y el disfrute de los ciudadanos. En Barcelona llegó a haber uno. El fin de estos zoos se produjo porque empezaron a ser poco rentables y los indígenas que habitaban en ellos fueron abandonados a su suerte, vendidos a burdeles o entregados a los hospitales para que experimentaran con ellos. Realmente eran un producto de su época. La curiosidad humana es siempre la misma y, por entonces, era quizá la única manera de saciar esa curiosidad en algunos extremos. 

Por su parte Juan Ramón preguntó a Félix por el episodio que narra en Secretos del Arenal referente al atentado contra Franco en la Maestranza de Sevilla. Félix explicó que está basado en un intento real de atentar contra la vida del dictador pero no allí. La corrida de la Maestranza que se narra fue real pero no ese atentado en concreto, ya que fueron varios los que se frustraron. Igualmente en la novela se habla de que Carmencita, la hija de Franco y Carmen Polo, no era realmente hija de él y para ello se ha basado incluso en las noticias que corrieron en la época, que ya lo ponían en duda, y en la herida de guerra que, al parecer, dejó a Franco imposibilitado para tener hijos. Tampoco hay fotografías de esa niña de bebé, algo extraño. E ironizó sobre lo mucho que le “gustaba” a Franco deshacerse de enemigos utilizando accidentes de avión. 

Respecto a la documentación para su novela, Félix contó la anécdota de cómo había conseguido lo que le parecía imposible: que alguien que hubiese vivido en esa época en Sevilla, y que fuese adulto entonces, le hablase de la ciudad, de los movimientos políticos, de los miedos, de lo que sucedía realmente. Un día, en su trabajo, a un señor mayor se le cayó de la cartera un carnet falangista y, por su fecha de nacimiento (1916) supo que podía tener delante lo que buscaba. Le pidió al buen hombre que le contase batallitas de entonces  y él le habló de muchísimas historias de aquellos años convulsos en las que tuvo, incluso, mucho que ver. 

Finalmente Juan Ramón explicó los motivos que le llevan a que en su novela aparezcan elementos fantásticos: sobre todo por la figura de Conan Doyle, creador de Holmes y Moriarty, que fue un incondicional del mundo del espiritismo. De hecho su segunda mujer era médium. En el siglo XIX el mundo de los espíritus era muy serio y nunca se tomaba a la ligera, por eso consideró casi necesario introducir un elemento irreal en la novela.


Tras los agradecimientos y el aplauso final terminó la presentación cruzada y los que estábamos tuvimos la ocasión y el placer de charlar más de cerca con los dos autores. Después de haber disfrutado de la lectura de Secretos del Arenal este mismo año, tengo pendiente la novela de Juan Ramón Biedma que, confieso con cierto rubor, desconocía hasta esa tarde de octubre. Pero tal y como la contaron ambos, estoy convencida de que me va a gustar. Y os lo contaré, creo que va a ser una lectura diferente y apasionante. Gracias a Juan Ramón por su amabilidad conmigo y a Félix por la conversación (y algunas risas) que mantuvimos después. Una tarde de las que llenan: estupenda, apasionante y divertida. Para repetir.

12 comentarios:

  1. Y lo bien que me lo pasé... con el feliz añadido del café compartido con el siempre encantador Félix. Un placer escucharles y una gozada sonreir con las anécdotas y pequeños secretos de las dos novelas. Para repetir.

    ResponderEliminar
  2. Muchas ganas de leer "Secretos del Arenal", y yo también debo confesar que no conocía de la existencia de la novela de Biedma...
    Gracias por compartir con nosotr@s esta genial "presentación cruzada"
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estupenda crónica! Gracias por compartir estos momentos con nosotr@s!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la crónica. Envidia me das con la asistencia a este tipo de eventos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que disfrutaras con mis "paisanos". Este dúo me gustaría verlo en directo.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que disfrutaras con mis "paisanos". Este dúo me gustaría verlo en directo.

    ResponderEliminar
  7. Qué gran suerte poder disfrutar de una presentación con este nivel. Verdadera envidia, aunque de la sana.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. hola me encantaría asistir a este tipo de eventos pero la distancia es un obstáculo dificil de superar o al menos para mi. me alegro que lo disfrutaras chao

    ResponderEliminar
  9. qué interesante y original presentación, me hubiese gustado asistir, pues Félix G. Modroño es uno de mis autores favoritos, pero no me enteré. Espero que la próxima vez no se me escape.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa Kayena, no se que ha pasado pero se me ha triplicado el comentario. Si puedes los eliminas

      Eliminar
  10. qué interesante y original presentación, me hubiese gustado asistir, pues Félix G. Modroño es uno de mis autores favoritos, pero no me enteré. Espero que la próxima vez no se me escape.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. qué interesante y original presentación, me hubiese gustado asistir, pues Félix G. Modroño es uno de mis autores favoritos, pero no me enteré. Espero que la próxima vez no se me escape.
    Besos

    ResponderEliminar