jueves, 3 de enero de 2013

EL ESCALÓN 33, de Luis Zueco




DATOS TÉCNICOS:

Título: EL ESCALÓN 33
Autor: Luis Zueco
Editorial: Ediciones Nowtilus
ISBN: 978-84-9967-351-6
Páginas: 512
Presentación: Rústica con solapas




Creo que no se puede empezar mejor un año literario que escribiendo sobre un libro que te ha llenado y te ha hecho pasar muy buenos momentos. La pena es que esta reseña tenía que haberse publicado hace unos días, antes de terminar 2012. Pero, últimamente los compromisos adquiridos y yo parece que no nos entendemos y siempre quedo en evidencia. El caso es que me apunté al Mes temático sobre novela histórica que organizó Laky durante el mes de diciembre y aunque cuando me lo propuse le comenté que sólo iba a leer un libro de este género, por razones que no vienen al caso, así pensé que sería.

Y el caso es que lo intenté, pero como en la Ley de Murphy, cuando algo es susceptible de acabar mal, todavía puede empeorar (o algo así). El caso es que empecé el mes durmiéndome en los laureles, pensando que 31 días eran muchos días para mi como para abordar el tema desde el principio… hasta que le vi las orejas al lobo y empecé un libro. Y me volvió loca literalmente. Y cuando llevaba un tercio leído, pensé que me iba a dar un siroco, así que decidí posponerlo y leerme otro por si acaso es que no era mi “momento” histórico. Y me leí el segundo y volví con el anterior. Pero seguía sin gustarme. Decidí coger otro también histórico (la mancha de una mora con otro mora se quita ¿no?). Y me volvió a pasar lo mismo… ¡no daba crédito!. Y me volví a leer otro de otro género… así que imaginaros con la ilusión que cogí este… Tanto que en el ínterin me leí otros dos diferentes por si las moscas.


EL AUTOR:
Luis Zueco nació en Borja (Zaragoza) en 1979. En su haber, cuenta con una Ingeniería Técnica Industrial (Universidad de Zaragoza) y una Licenciatura en Historia y Máster en Investigación Artística e Histórica por la UNED.

Asimismo, es Miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos y de la Asociación Aragonesa de Escritores. Vicepresidente de Amigos de los Castillos de Aragón. También ha colaborado con distintos medios de comunicación como Aragón Radio o Radio Ebro y revistas especializadas como Historia de Iberia Vieja o Arqueología, Historia y Viajes sobre el mundo medieval.

Es autor de la guía Castillos y Fortalezas del Camino del Cid en la provincia de Zaragoza (Diputación Provincial de zaragoza, 2011). Ha publicado tanto libros de no ficción: Castillos de Aragón: 133 rutas (Mira Editores, Zaragoza, 2011). Como de ficción, con la novela histórica Rojo Amanecer en Lepanto (De librum tremens, Madrid, 2011). También administra distintos blogs culturales, como Exposiciones en Madrid y Exposiciones en Zaragoza.



ARGUMENTO:

Esta novela, como suele ser habitual en este tipo de género, tiene dos líneas argumentales y en cierto modo complementarias que al final convergen: por un lado tenemos a Silvia, una joven que trabaja en la Biblioteca Nacional, lugar al que la llevó su afición por los libros, tras haberse formado en la Escuela de Bellas Artes donde descubrió sus facultades para reparar antigüedades. Pero su actividad laboral no le satisface plenamente ya que se ha instalado en la burocracia y más que dedicarse a aquello por lo que siente una verdadera vocación, su trabajo es meramente administrativo, encerrada en un despacho de sol a sol. Sueña con irse a vivir al campo, como en su día apuntó Fray Luis de León, buscando una vida descansada lejos del mundanal ruido y a la espera de que se presente la oportunidad, se divierte como puede con sus amigas en sus salidas nocturnas a la caza de la mejor terraza o restaurante madrileño. Frecuenta las redes sociales y disfruta buscando objetos, mapas o libros antiguos en e-bay. Es así como una noche, en la soledad de su apartamento, decide pujar por un libro de Quevedo, su poeta preferido del Siglo de Oro que poco tiempo después llega a su casa. Una vez examinado, encuentra que el libro, una edición de 1840 encuadernado en piel, aunque tiene las páginas amarillentas, está en buenas condiciones. El problema está en la contraportada que estaba rasgada, por lo que decide repararla; pero cual no sería su sorpresa cuando descubre en su interior un manuscrito en el que además de un texto de seis párrafos, estos vienen ilustrados con siete símbolos a los que se ve incapaz de encontrar un significado.

Decide entonces pedir ayuda al único compañero del trabajo por el que siente un poco de confianza y afecto, Blas González, que en sus inicios en la Biblioteca Nacional  fue su mentor y está especializado en paleografía. Y será él quien le haga la transcripción del texto, que aún así no tiene mucho sentido…

Y, por el otro lado, tenemos a Alfred Llul, el típico antagonista dispuesto a hacerse con ese manuscrito y el secreto que esconde a costa de lo que sea.

¿Lo conseguirá? Está en tus manos sumergirte en una historia que te conseguirá trasladar a la Edad Media y comprobarlo.



IMPRESIONES:

El escalón 33 es, sin lugar a dudas, un thriller histórico, con todos los mimbres que caracterizan al género: una trama muy bien urdida y consistente a la que ayuda mucho el bagaje cultural del autor, unos personajes muy bien dibujados, con sus fobias y sus filias, su cara A y su cara B, donde los “buenos” y los “malos” son reconocibles desde el primer momento, porque cada uno de ellos sabe jugar las cartas que le ha tocado en suerte (aunque haya quien lleve ases en la manga) y una intriga que te tiene en un sinvivir desde el principio hasta el final.

Aunque hay quien asegura que el ritmo no es todo lo rápido que debiera ser, creo que es el adecuado por las razones que esgrimiré más adelante, de lo contrario perdería credibilidad. A menudo leo, cuando se reseñan novelas de este calado una coletilla que me saca de mis casillas “tal novela tiene un ritmo trepidante” y no sé por qué, suelo ponerlo en cuarentena. Excepciones hay, como en todo, pero es complicado que así sea cuando entramos en el apartado de lo histórico. Pero vayamos matizando por partes, porque esta novela, como decía anteriormente, es rica por muchos motivos:


Los Personajes:

Como ya comenté anteriormente, la novela tiene dos líneas argumentales perfectamente definidas, por lo que podemos agrupar a los personajes principales por separado. Por un lado tenemos, en la que sería la línea principal a:

- Silvia Rubio: Es la protagonista indiscutible de la novela aunque curiosamente, una protagonista generosa y desprendida capaz de, en un momento determinado, cederle el testigo a su compañero de fatigas. Es restauradora de libros vocacional y trabaja en el mejor lugar al que cualquiera desearía acceder: la Biblioteca Nacional. Pero no todo son mieles en este aspecto de su vida, ya que su ocupación laboral de un tiempo a esta parte se ha convertido en tediosa y rutinaria, dedicándose más a labores administrativas que a su verdadera afición, por lo que ha llegado a considerar la idea de marcharse a un pueblo perdido para dar un giro a su vida que, a nivel personal, es la típica de una chica joven e independiente y con recursos. Vive sola en un apartamento de la Cava Baja, en pleno centro de Madrid, disfruta del cariño y la lealtad que le brindan sus amigas, aparte de las relaciones esporádicas que mantiene con un amigo.


- Alex Aperte. Conocido como “El hombre de los castillos”, es un especialista en la materia. Trabaja como colaborador en un programa de radio y es gracias a este medio como Silvia se pone en contacto con él. En un principio la idea de descifrar las adivinanzas que contiene el manuscrito se convierte en un juego de ingenio, aunque más adelante intuye que el peligro les acecha. Aún así, decide llegar hasta el final, sin doblegarse ante nada ni ante nadie.



En la línea secundaria tendríamos a:

- Alfred Llul. Un misterioso aristócrata que parece nadar en la abundancia, del que no se conoce ni su edad. Ha logrado hacerse con un grupo de adeptos que llevan a cabo las misiones más arriesgadas, sin rechistar porque la recompensa siempre es cuantiosa. Aficionado a coleccionar objetos de arte, no duda en llegar a cualquier cosa por conseguirlo. En la actualidad, su máxima obsesión es poseer el manuscrito que obra en poder de Silvia y poder desentrañar el enigma que encierra.


Edgar Svak. Inescrutable ladrón de guante blanco, especializado en objetos de arte (libros, mapas, etc), considerado el mejor a nivel internacional. Su sólida formación (es un reputado historiador), le convertirá en el candidato ideal para trabajar a las órdenes de Alfred Llul. Carente de principios, su única debilidad aparente es el dinero, por lo que la asociación no puede ser mejor.


Aunque los anteriores son los personajes principales en esta novela, los secundarios también tienen bastante relevancia en el peso de la acción. Así, en el primer grupo tendríamos a: Blas González, un compañero de trabajo de Silvia a punto de jubilarse, especializado en paleografía, será el encargado de “traducir” los textos del manuscrito. Me hubiese gustado que tuviese más implicación en la historia. Santos y Antonio Palacín: amigos de Álex, el primero es algo excéntrico, pero bastante que se hace querer. Vive anclado en otra época; el segundo es un antiguo profesor de Álex, especializado en románico. Será fundamental y una gran ayuda en la localización de un par de castillos. Por el otro lado, estarían “La Sombra” y Margot, ambos a cual más tenebroso y enigmáticos, a imagen y semejanza de su jefe.



Ambientación I: Un paseo por Madrid

Pero si hay algo que me ha impresionado de la novela es su ambientación. Como madrileña he disfrutado como una enana, redescubriendo algunos de mis rincones favoritos y otros menos frecuentados. Será Silvia quien nos muestre, gracias a una particular forma de divertirse con sus amigas, que consiste en frecuentar los jueves de cada semana algunos restaurantes sobresalientes en algún aspecto. Así, me llevé una sorpresa cuando una de las noches acudieron a cenar a la terraza del Círculo de Bellas Artes, subiendo después a la azotea, para contemplar la ciudad. Es un lugar al que he acudido en muchas ocasiones, no podría decir cuantas, ya que durante años trabajé en el edificio que se encuentra enfrente (no, en la iglesia de San José, no, sino en el de al lado, el número 45, el que en la actualidad aloja la Oficina de Atención al Contribuyente del Ayuntamiento de Madrid, pero que hace unos años era la sede del antiguo Banco de Vizcaya), por lo que íbamos prácticamente a diario “al Círculo” para tomar café por las tardes, subiendo alguna vez a la azotea. Y si sorpresa me llevé con este escenario, ni qué decir tiene que al poco tiempo la acción se trasladaba a la calle Argumosa, donde vive un familiar mío que, a juzgar por las pistas, si esto no fuese ficción sería vecino suyo. Allí, en una taberna-restaurante llamada La buga del lobo, contará a Álex el motivo por el que ha decidido contactar con él.

Lógicamente, por el trabajo de Silvia, asistimos a su rutina diaria, de la que el autor hace una abundante descripción de su recorrido desde la Cava Baja, (en el patio interior del edificio donde reside hay un tramo de la antigua Muralla Árabe) hasta la Biblioteca Nacional, situada en el Paseo de Recoletos. También será en este mismo paseo donde la protagonista acuda a desayunar junto con su compañero Blas al Pabellón del Espejo, la terraza del restaurante del mismo nombre, una de las más bonitas y sofisticadas de Madrid. Sin contar con las innumerables calles y plazas por las que suele transitar a diario, como la calle Segovia, la Plaza de la Paja, Puerta Cerrada o el famoso Mercado de San Miguel, sin olvidarnos de un paseo por el Rastro donde el autor se luce una vez más mostrándonos el mercado más emblemático de la capital, considerado por una Ordenanza del año 2000 Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid, al que acuden más de 100.000 visitantes cada domingo mostrándonos una fotografía del mismo, hablándonos de su origen, del por qué de su nombre y mil y un detalles.

Resto de Muralla Árabe en el nº 30 de la Cava Baja


En esta imagen de la izquierda podemos observar la entrada principal a la Biblioteca Nacional. Entre otras, se encuentran las estatuas a las que Silvia “saluda” todos los días: en primer plano, aparecen sentados de izquierda a derecha San Isidoro de Sevilla y Alfonso X el Sabio; detrás, el primero de la derecha es Miguel de Cervantes, que tiene a la izquierda a Lope de Vega.


Y si disfrutamos con los lugares por los que se mueve Silvia, Ramón Llul también acostumbra a pasear por rincones excepcionales y curiosos, empezando por los hoteles en que se aloja: el primero es el exclusivo Westin Palace, famoso entre otras cosas por la cúpula de cristal que rodea el techo del restaurante; el otro es el Hotel Reina Victoria, situado en la plaza del mismo nombre. Para que os hagáis una idea, este personaje en una de sus primeras citas con Edgar Svak, queda en el Parque del Retiro, junto a la estatua al Ángel Caído, algo que le cuadra bastante una vez conocida su personalidad; o el Valle de los Caídos y el Hipódromo, entre otros emplazamientos.


Ambientación II: Un paseo por España

Pero si sugestivo resulta que te describan aquellos lugares que conoces, más lo es todavía que lo hagan con unos escenarios a cual más fascinante. Porque la trama, lo que trata, es precisamente de descubrir una serie de símbolos que se encuentran en diferentes castillos. El orden lo establece un pergamino por medio de adivinanzas ¿Queréis saber cuáles son y dónde se encuentran?



El primer castillo que visitarán será el de Calatrava la Nueva, en Aldea de Rey (Ciudad Real), para continuar con el Castillo de Montalbán, en San Martín de Montalbán (Toledo); el Castillo de Peñafiel en Zarza la Mayor (Cáceres); el Castilo de Alcalá de Xivert en la localidad del mismo nombre en la provincia de Castellón; el Castillo de Clavijo en La Rioja, el Castillo de Avis, en la región del Alentejo (Portugal) y el Castillo de Mora de Rubielos en la provincia de Teruel. Pero la localización no será fácil porque las pistas son sutiles y por eso al principio comentaba que no me ha parecido que el ritmo no fuese rápido, sino que por lo complicado de la investigación que se nos relata, el aporte de información que se nos brinda es espléndido en cuanto a descripciones de los lugares que transitan y tiene que ser pormenorizado para que resulte creíble. No en vano Álex Aperte es un especialista en el tema y en más de una ocasión tendrá que recurrir a la ayuda de otros e incluso confundirse como cuando acuden al Castillo del Papa Luna de Peñíscola, aunque enseguida son conscientes del error y retoman el cauce de la investigación. Además, en todo momento intuyen que están siendo espiados y que se encuentran en peligro. Pero lo que para ellos es intuición, para nosotros, que tenemos toda la información, es una espiral de suspense, al saber que el otro bando siempre va a la zaga, pero con muchos más medios, que para eso son los malos.

A todo ello hay que añadir que además del hecho de conocer una serie de castillos, su arquitectura (impresionante en este sentido la importancia de las marcas de cantero), su historia, el papel que representaron en su día, las órdenes militares a las que pertenecieron, está el aspecto de la simbología, que es muy marcado y, por supuesto, el del robo en el mundo del arte


Estilo:
La novela, narrada de manera lineal, se divide en tres partes: la primera se desarrolla en Madrid y lleva por título el nombre de la ciudad. Es palpable que la finalidad es la de presentarnos a los personajes, su entorno, su modo de vida y sus inclinaciones naturales; la segunda, Los castillos, en clara alusión a los lugares donde se trasladará la historia y donde la acción se torna vertiginosa. Por último, la titulada Los símbolos, ya que a fin de cuentas la obra está cuajada de ideogramas que necesitan ser resueltos para entender su significado y conducirnos a un sorprendente desenlace.

Adictiva desde el inicio, con un lenguaje sencillo pero eficaz, la novela va a más. Ayuda a ello como vengo diciendo a lo largo de la reseña el que las descripciones son un lujo filipino, cargadas de detalles a cual más interesante, pero lo mismo se puede decir de los diálogos y monólogos: intensos, ilustrativos, e ingeniosos, que convierten en amena una sucesión de datos a cual más interesante. La única pega que podría poner es que he visto unas cuantas erratas del tipo baile de letras, omisión de alguna preposición y similares, algo que no comprendo teniendo el libro una edición cuidada en todos los sentidos.

De los personajes, poco más puedo apuntar, si acaso que me han parecido redondos, incluidos los secundarios. Si bien es verdad que mientras los que podríamos encuadrar en la línea principal (Silvia, Álex, Santos, Blas…), me han parecido absolutamente humanos, con sus defectos y debilidades y que me hubiese gustado que se hubiese sacado más partido a Blas), los antagonistas (Alfred Llul, Edgar Svak, Margot…) tienen un halo de misterio que los convierte en omnipotentes, ya sea por la razón que sea: desde el conocimiento más sublime a cualquier habilidad física.




ENLACES DE INTERÉS:



Puedes leer los primeros capítulos pinchando en este ENLACE






CONCLUSIONES:
Como dije anteriormente, El escalón 33 es un thriller histórico de lo más vistoso, en la acepción más amplia de la palabra. Es un recorrido histórico de lo más interesante, que nos acerca a la Edad Media, un período no sé si sobrevalorado en literatura, pero digno de ser tenido en cuenta más si nuestro interlocutor es un personaje como Álex Aperte.

A mi, personalmente, me ha encantado, por su trama tan bien construida, por lo ameno de su lectura, por unos personajes tan atractivos, que te intimidan e interesan a partes iguales y porque es el clásico libro que no puedes dejar de leer por el suspense que lleva implicito.



RETOS:
AUTORES DE LA A a la Z (Por la Z)
25 AUTORES ESPAÑOLES (1/25)
75 LIBROS EN 2013 (1/75)
NO ME OLVIDES (Novela histórica)

36 comentarios:

  1. Un reseña increible!! Muy buen trabajo.

    El libro me parece bastante interesante! Me gustan este estilo de libros!! Me lo apunto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues qué quieres que te diga, cualquiera deja pasar este libro después de leerte. Me ha hecho gracia lo de trepidante, a mí también me sacan de mis casillas algunas coletillas, por ejemplo no puedo con la de "hilarante", por Dios, cómo están de vistas. ¡Menudo recorrido has tenido hasta llegar al libro! Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo en el kindle esperándome, me apetece muchísimo, además estoy segura que me enganchará.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No queda más remedio que leerlo después de lo que nos cuentas. Tiene muchos alicientes así que me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reseña, Kayena. Has conseguido despertar mi curiosidad con ese deambular de la acción por algunos de los sitios más carismáticos de Madrid. La azotea del Círculo de Bellas Artes en primavera tiene un encanto casi místico y te puedes sacar unas fotos increíbles. Gracias por compartirlo. Espero que las primeras lecturas del año sean tan satisfactorias como la que nos presentas hoy aquí.

    ResponderEliminar
  6. Una reseña muy completa.Lo tengo esperando desde hace tiempo y tiene que caer ya,pero ya...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Thriller histórico, biblioteca nacional, manuscritos misterioso, un ladrón de guante blanco... Qué buenos ingredientes. Y además bien cocinados, según nos cuentas. Sin duda, me la apunto. Besitos!!

    ResponderEliminar
  8. Si te pasa como a mi, que no te apasiona la histórica, es normal lo que te ha sucedido. Aunque yo sí tuve suerte con el reto, y no me disgustaron las lecturas que escogí.
    Me encanta la reseña que has hecho. Se nota que lo has disfrutado, y has dicho unas cuantas cosas que lo han convertido en la primera lectura que apunto este año.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. La reseña es magnífica Kayena, ahí ibas ganando mi interés por momentos, menos mal que ya tenía este libro anotado pero ahora lo tendré que subrayar, son muchas las razones esgrimidas, jejeje. Pese a los desencuentros me alegra que hayas dado con el histórico que necesitabas :) Besos

    ResponderEliminar
  10. Todos habláis genial de este libro así que me lo apunto sin duda porque además tiene pinta de ser un libro del estilo de los que me gustan leer...!! Besos

    ResponderEliminar
  11. Jooo te puse un comentario y no me aparece, dichosa conexión :(

    Te decía que leí esta novela hace meses y me encantó, tanto como a ti. El personaje de Silvia me pareció creíble y realista, pero ella me dio la impresión de ser un tanto inmadura. Alex y Santos me enamoraron a primera vista, y qué decirte de los castillos, que me dio la impresión de estar paseando entre sus piedras junto a los protagonistas. Me alegro mucho de que hayas disfrutado con esta novela. Muy feliz año 2013, preciosa :)

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  12. Una reseña completísima, incluyendo un mapa donde encontrar cada enclave histórico que aparece en la novela. Eso jamás lo había visto y te felicito por tu originalidad :) Cuando al comienzo señalabas que uno tras otro los libros te iban 'fallando', me recordaste a mi. Hace poco sufrí una mala racha lectora que vais a ver reflejado en mis entradas de este mes... una pena, pero a veces, pasa.
    Esta que traes hoy no me llama demasiado, quizá a mi madre sí, ya que le gusta el thriller histórico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Espectacular reseña que casi me lanza a por el libro. La verdad es que tiene una pinta estupenda y lo bien que siente encontrarse con un libro así después de varias malas elecciones. Me lo apunto en la lista ahora mismo. Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Se nota que el libro te gustó por varios motivos. No sé si yo podría con él, primero, porque desconozco mucho de la historia española, segundo, ni idea sobre las referencias a lugares. Tal vez me sentiría bastante perdida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. A mí sólo con eso de "Biblioteca Nacional" ya me llama sí o sí, con lo cual sospecho que acabará cayendo.

    ResponderEliminar
  16. Hace unos días que leí la reseña que hizo Francisco de esta novela, y ya me interesó bastante, a ésta hay que añadir lo que tu nos cuentas de los enclaves de Madrid y los castillos en los que se desarrolla la historia, y la novela gana mucho más.
    En fin, que me la apunto, no se para cuando, pues el cupo de reyes lo tengo completo, pero seguro que en algún momento caerá.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué pedazo de reseña! Como para no querer leer el libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Aunque en un principio no pensaba que me lo iba a apuntar, entre otras cosas porque la novela histórica no es mi fuerte, has conseguido convencerme. ¡Menuda reseña! Así que apuntado queda! Besos.

    ResponderEliminar
  19. Una reseña muy completa, se nota que te la has preparado muy bien.
    Me anoto el título.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Lo habéis puesto tan por las nubes, que me lo he comprado (1,99 € en Amazon)

    ResponderEliminar
  21. jejeje solo tu podías escribir una reseña de este calado, por una vez aunque no te hayas comprado la novela por recomendación mía, yo te gané a leerla, y por un poco también a reseñarla.

    Tenía muy claro que los que vivis en Madrid por resultaros las localizaciones cercanas lo disfrutaríais muchisimo. Y veo que al menos en tu caso no me he equivocado para nada.

    ResponderEliminar
  22. Creo que este como lo vea en la libreria me lo compro por si no me lo regalan claro, un beso. Oye Kayena ¿te llego mi correo?

    ResponderEliminar
  23. Una reseña fantástica de un libro al que sigo la pista desde que se comenzó a elegir portada en facebook.
    Este año me lo leo, fijo
    Besos

    ResponderEliminar
  24. A mí lo que me atrae como la miel a las moscas de este libro es los castillos, qué ganas tengo de hacer un recorrido por ellos. Ciertamente, tendría que haber leído este libro el mes pasado, también para el reto, pero al final no me dio tiempo y creo que ya queda para el que viene.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Me da bastante curiosidad el hecho de que esté ambientado en Madrid =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. No me acaba de convencer pero igual lo reservo
    besos te seguimos:))

    ResponderEliminar
  27. Pues oese a tu reseña no me termina de llamar, lo dejo pasar de momento. Un besote!!

    ResponderEliminar
  28. En algún otro blog he visto una reseña de este libro. Me parece muy interesante por lo que me lo apunto a la lista que es ya kilométrica. Da gusto leer una obra cuando se recrean ambientes y lugares conocidos para el lector. Yo acabo de terminar una obra que transcurre en Sevilla y he disfrutado como una enana. Ya te contaré. Besotes. Que me lo apunto, ¿eh? XD

    ResponderEliminar
  29. Una muy completa reseña. Se nota que conoces muchos de los lugares por los que transcurre y también se ve que, después de tanto dudar con un libro y otro, por fin has disfrutado con este. Vaya que si merece la pena su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  30. Me lo apunto!!!
    Creo que me podría gustar bastante!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Me encantan los castillos y ya sabes cuánto me apasiona mi ciudad guapa, así que la mezcla seguro que me tiene que gustar. Intentaré empezar el año poniendo orden en mis lecturas y apuntándome las que realmente me gustaría disfrutar, a ver si consigo cumplir con todas. A ver si los Reyes me traen un organizador de caos, que buena falta me hace. Un beso enorme, Ana de mis amores.

    ResponderEliminar
  32. Me la ofreció el autor hará un mes...qué ganas de que me llegue porque por lo que dices creo que me va a encantar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  33. Adivina cual va a ser mi novela por la Z para el reto?.

    ResponderEliminar
  34. Pásate por mi blog que hay algo para ti. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Tras una reseña tan apabullante, no me queda más remedio que unirlo a mi colección de libros pendientes. Llevo toda la mañana poniéndome al día con los blogs y ya me llevo un buen montón de buenas recomendaciones... 1beso!

    ResponderEliminar
  36. Después de esta reseña deben quedar muy pocas dudas al respecto sobre el libro. No solo parece que se haya documentado el escritor sino tu también y mucho. La novela histórica no está en estos momentos entre mis preferidas, pero sin duda esta entraría entre las próximas lecturas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar