lunes, 10 de diciembre de 2012

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY, de E .L. James



DATOS TÉCNICOS:
Título: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY
Título original: Fifty Shades of Grey
Autora:  E. L. James
Traductoras: Pilar de la Peña Minguell y Helena Trías Bello
Editorial: Grijalbo
ISBN: 978-84-253-4883-9
Páginas: 544
Presentación: Rústica



Cuando a finales de agosto abrí este blog, mi única intención era la de crearme una bitácora de lecturas. Nunca pensé en que otras personas pudiesen estar interesadas en leer mis impresiones sobre un libro determinado y mucho menos que las siguieran con regularidad.

Pero hoy no vengo a hablaros de mi, sino de una amiga a la que conocí en otros dominios, cuyas reseñas son fantásticas y que se ha prestado a colaborar con este blog. Se trata de Yolanda, que en Ciao.es publica como MorenoSister. Pero como el movimiento se demuestra andando, os dejo con ella:



Y cuándo te lo leas, vas y lo quemas. Ni te lo pienses.
Que mi primísima soltase semejante frase mientras le daba el libro a mi hermana ya era para preocupar, porque es una lectora con criterio y buen gusto. Claro, la cara que se nos quedó a las otras tres Moreno fue de pasmo infinito. Uy, va a ser que no le ha gustado, nos dijimos por lo bajito unas a otras. Pero mi hermana, que ya nos dejó ojipláticas al ser capaz de leerse del tirón todas las novelas de la saga “Crepúsculo” (trance que aún no ha superado, pobrecita), agarró el tocho aquel con la corbata en la portada tan feliz y dispuesta a todo.

Y este pasado domingo, cumple de mi preciosa hija, aparece mi hermana con la novela en cuestión, me pone la misma cara que el que mató a Manolete y me suelta:

- Ni para reciclar papel vale la cosa ésta. Pero léela, por favor, que vas a alucinar.

Y mi primísima:

- ¡Eso, eso, que la lea, que nos lo vamos a pasar pipa con sus conclusiones!

Así que heme aquí, después de haberme tragado las 540 páginas de las “Cincuenta sombras de Grey” en una tarde, la del lunes pasado. Concretamente entre las cuatro de la tarde y las 12 de la noche, con descansos para un café, hacer la cena, cotillear opiniones nuevas de compañeros de Ciao, darme cabezazos contra la pared, abrir la ventana para soltar varios alaridos en arameo y perder la cuenta de las veces que dije “amosnomejodas”. Pero he sobrevivido a la cruel experiencia y aquí estoy para contaros mis impresiones ahora que lo tengo fresquito y antes de que decida autoformatearme el cerebro y olvidar para siempre jamás.


EL GRAN ÉXITO EDITORIAL. QUÉ BIEN


Vaya por delante que el hecho de que un escritor, escritora en este caso, venda libros como churros me alegra mucho. Leer, lo digo siempre, es un ejercicio fascinante al que deberíamos abandonarnos más a menudo. La gente que no lee no sabe lo que se pierde. Cuando el record de ventas de los libros de Dan Brown ya lo comenté: el tipo hace todas las trampas del mundo, pero consiguió enganchar a los lectores con supuestos misterios religiosos y esotéricos que ya estaban ahí, pero que él recogió, juntó y pegó con mucha maña.

Pero en el caso de “Cincuenta sombras de Grey” no se si el éxito se debe a que la gente está muy necesitada de emociones fuertes a nivel amoroso (y así resarcirnos de relaciones anodinas, gastadas, con poco romanticismo y de nuestra rutinaria y gris vida del día a día) o a que, en cierto modo, todos tenemos un pequeño “voyeur” dentro. Siempre me ha fascinado el poder de las llamadas “novelitas rosas” entre el público femenino, incluso el que gusta de literatura mucho más profunda. Pero claro, hasta yo, que me he leído algunas retada por mis Moreno del alma, llego a comprender el trasfondo del asunto: no son buenas, no están bien escritas y son absolutamente predecibles. Pero ahí están los hombretones caballerosos y guapos a rabiar dispuestos a partirse hasta el alma por conseguir a la dama de sus sueños, que les corresponde con la misma pasión. Los malos son malísimos y ponen en peligro a la dama, que es rescatada y consolada entre los fuertes brazos del estupendo de turno. Y los revolcones son gloriosos.

Siendo sincera, eso es lo que a cualquier mujer le gustaría: tener a su lado a un hombre bien plantao capaz de bajarnos hasta la luna si es necesario. Y esas cosas no pasan. Si alguna vez alguna relación se acerca a algo parecido es para mujeres maravillosas, guapas y sexis cortejadas por algún señor potente (sea o no australiano). Pero a las mortales comunes y corrientes no nos pasa, así que fantaseamos con estas páginas de amores irreales y durante un rato nos ponemos en el lugar de la bella damisela en apuros. Ains, qué románticooooo…

Desconozco el porqué hay quién cataloga a “Cincuenta sombras de Grey” como literatura romántica, porque yo no he detectado romanticismo en absoluto. No hay nada romántico en la sumisión, en los golpes, los latigazos o en el control absoluto de una mujer, la verdad. La imaginación es gratis y muy privada de cada uno, pero no entiendo cómo a alguien le puede excitar pegar a tu pareja con la excusa de conseguir placer. Por muy bueno que esté el tío y por mucho que me guste, al primer azote salgo corriendo y no paro hasta Tegucigalpa. O le arreo con lo primero que pille, que es más rápido.

Tras leerla, aún me resulta más incomprensible que haya legiones de mujeres que aseguren que este libro les ha hecho mejorar su vida sexual o que ha dado un nuevo enfoque a sus asuntos entre sábanas. O que digan que consigue que te sientas sexy de nuevo. Pues qué queréis que os diga, conmigo no ha funcionado. Incluso ha habido ratos que se me ha hecho tan cuesta arriba leerlo (era cuando me iba a la ventana a gritar para desahogarme) que pensaba en hacer caso a mi primísima y organizar una buena ordalía con hoguera en medio del salón.


RESUMIENDO UN POCO

La joven e inexperta Anastasia Steel, estudiante de último año de carrera y a punto de graduarse, conoce al guapo, seductor y triunfador Christian Grey cuando va a hacerle una entrevista para la revista de la Universidad. Ella no debería estar allí, pero está haciéndole un favor a su mejor amiga, la editora de la revista, que se encuentra enferma. Anastasia es desaliñada, torpe, muy tímida y Gray todo lo contrario: muy dueño de sí, consciente de su atractivo y poder y bastante manipulador. También, como hace saber a Anastasia, un obseso del control.

Tras este primer encuentro, Grey se dedica a perseguir a Anastasia yendo incluso a su centro de trabajo y haciéndole regalos muy caros hasta que consigue que ella sucumba y acepte una cita en serio con él. Tras la apariencia sofisticada y la innegable belleza de Grey se esconde algo más oscuro: pretende conseguir a Anastasia pero también imponerle unas condiciones muy concretas: él será el amo y ella la sumisa y deberá hacer todo lo que él le diga y en todos los niveles, especialmente el sexual.

Anastasia, fascinada y cada vez más enamorada de Grey, se debate entre aceptar las condiciones, aunque pidiendo modificar algunas, o en alejarse lo más posible de un hombre que le hace perder la cabeza pero que también le asusta y que quiere hacerle daño, aunque sea de un modo controlado.


LA AUTORA

Como este es su primer libro, me limito a copiaros lo que pone en la solapa de la novela:

“E.L.James ha desempeñado varios cargos ejecutivos en la televisón. Está casada, tiene dos hijos y vive en Londres (….) Postergó sus sueños para dedicarse a sus hijos y a su carrera. Finalmente reunió el coraje para escribir su primera novela (…) La revista “Time” la ha nombrado una de las cien personas más influyentes del año.”


CONOCIENDO A LOS PERSONAJES

Lo que más me molesta cuando leo un libro es que los personajes me saquen de mis casillas porque sus reacciones no son lógicas. Y con la inestable y algo mema Anastasia me ha pasado mucho. Con 21 años y a punto de graduarse, vive con su mejor amiga Kate (la típica rubia guapa y sexy que se come el mundo) y trabaja por horas en un almacén de bricolaje. Cuando conoce a Christian Gray pierde el norte, el sur y hasta el navegador gps. No es una mujer que se cuide mucho, de hecho, para la primera cita con él, su amiga Kate le hace pasar por una sesión de depilación completa para que esté presentable. Vamos, que tenía más pelos que un coco. Además es la torpeza personificada: cuando va a entrar al despacho de Grey se pega un morrón antológico y luego la veremos en algunas situaciones igual de humillantes, hasta que esa faceta de su carácter desaparece de escena como por ensalmo sin demasiadas explicaciones. Tiene montones de tics que la autora repite una y otra vez y a la décima resulta, cuando menos, pesado: no para de morderse el labio inferior (se lo va a dejar hecho una pena, caramba), de poner los ojos en blanco (algo que hacen de manera repetitiva y constante casi todos los personajes, qué cansinez), de mirarse la manos cuando habla con Grey (hasta tres veces en dos páginas ¿no se ha dado cuenta su autora de las constantes repeticiones) y de gemir, pero de eso hablaré después.

Anastasia, en mi opinión, es inconsistente, débil aunque quiera revestirse de una rebeldía casi infantil, con poco carácter. Hay veces que te dan ganas de zarandearla a ver si reacciona. Sólo se permite levantar la voz, si así puede llamarse, cuando se comunica con Grey vía mail. Está tan subyugada por el atractivo de Christian y por el dominio que ejerce sobre ella con sólo mirarla que acepta cosas impensables y que, además, no puede contar a nadie.

Grey está como un tren, vale. Pero es un perfecto capullo. Un tío forrado de dinero con una infancia un tanto peculiar y que fue adoptado a los cuatro años por la familia Gray, con unos padres y hermanos que le quieren muchísimo. En su adolescencia sufrió un episodio que le hizo cambiar y replantearse muchas cosas. Tiene que controlarlo todo, de forma casi febril y no soporta que le lleven la contraria. Cuando pone su punto de mira en Anastasia (cosa que me sorprende mucho, a no ser que se fije en su aparente fragilidad y vea una buena sumisa) se entera de dónde vive, dónde trabaja, qué estudia, quiénes son sus amigos (y se cabrea muchísimo si sale con alguno)… Quiere decidir hasta la ropa que se pone, a quién ve y cuándo, sus horarios, su modo de comer y hasta de dormir. A ver ¿dónde está el romanticismo aquí, por favor? Incluso le regala una Blackberry y un superportátil para tenerla controlada en todo momento. En el caso de Grey también hay constantes repeticiones, como el pedirle a Anastasia que respire (cuando la chica se emociona, amosnomejodas), que coma o lo mucho que le excita que se muerda el labio (aagggghhhh…). Una pesadilla andante, el tío.

Si los mensajes que ella le manda no le gustan, se presenta en su casa o en el otro extremo del país para pedir explicaciones. El contrato que pretende hacerle firmar a Anastasia es un despropósito tal que casi ni merece la pena hablar de él, pero os dejo dos perlas:

- “El Amo puede disciplinar a la Sumisa cuánto sea necesario para asegurarse de que la Sumisa entiende totalmente su papel de sumisión al Amo y para desalentar conductas inaceptables. El Amo puede azotar, zurrar, dar latigazos y castigar físicamente a la Sumisa si lo considera oportuno por motivos de disciplina, por placer o por cualquier otra razón, que no está obligado a exponer.”
- “La Sumisa acepta al Amo como su dueño y entiende que ahora es de su propiedad y que está a su disposición cuándo al Amo le plazca durante la vigencia del contrato en general, pero especialmente en las horas asignadas y en las horas adicionales acordadas”


Insisto: un bombón, sí, pero si no es un enfermo se acerca mucho. Para colmo sabe cómo asustar y cómo resultar amenazante. Vamos, lo que cualquier mujer querría cerca. Venga ya.


AHÍ VAN MIS CONCLUSIONES (Y ESPERO QUE LAS FANS NO ME ASESINEN)

Lo he dicho antes, pero lo repito:¿de verdad una relación como ésta le mola a tantas mujeres y a bastantes hombres también? Pues no lo entiendo. Que una mujer de este siglo sea capaz de perder el oremus por un estupendo es bastante normal. A mí me pasa y es hasta divertido (juas, juas). Pero colgarse de un tío dominante, controlador, acosador y que, cuando ella no hace lo que él quiere se convierte en una amenaza no me parece nada gracioso. Por desgracia yo me crié con una persona a la que tenía terror, se muy bien lo que es eso, y os aseguro que jamás me quedaría con alguien a quien temiese, aunque fuese de forma puntual, por muy bueno que fuese en la cama.

Grey es el primer amante de Anastasia y le abre los ojos a un mundo de goces sexuales desconocidos. Y vale, es de agradecer. Estupendo, Christian, nos lo pasamos de cine, pero olvídate de los látigos y el control. Pero ella se deja dominar por su fuerte personalidad y acaba por acceder a determinadas cosas por las que una mujer en su sano juicio no pensaría una segunda vez. ¿En serio todas esa fans quieren estar con un hombre que las obliga a estar sometidas, a recibir castigos si le place, a olvidarse de sí mismas para complacerle a él en exclusiva? ¿Con un hombre que resulta frío, amenazante y da hasta miedo cuando se le contradice? (Anastasia así lo siente y lo cuenta, no lo digo yo) ¿Aceptamos tragar carros y carretas por conseguir tres orgasmos seguidos? Yo creo que no. O al menos quiero creerlo.
Literariamente el libro es bastante pobre, además. No está demasiado bien escrito, las frases se repiten una y otra vez hasta que consiguen que te enfades. Y mucho. El verbo gemir puede aparecer cuatro veces en la misma página (el uso de los sinónimos no es el fuerte de esta escritora, está visto), los tics de Anastasia siempre están ahí (y me ponían nerviosísima, la verdad), la expresión “la diosa que llevo dentro”, refiriéndose a los sentimientos más profundos de la protagonista, es una constante de la que perdí la cuenta al hacer el número 25 o así. Por no hablar, y me perdonáis por la crudeza, de las veces que aparece conjugado el verbo “follar” y la palabra “bragas”, que me parece de lo más malsonante del mundo.

Hay escenas que pueden incluso resultar un poquitín desagradables, como cuando Grey se empeña en tener sexo con Anastasia y ella tiene la regla. Sólo dos palabras, señora James: demasiada información. Y algunos detalles incómodos. No me considero nada mojigata para leer o ver según qué cosas, pero me parece que esto sobraba.

Ninguno de los personajes me cae bien. Anastasia por su simpleza y su tontuna patológica. Grey por sus muchas “manias” (por llamarlas de alguna forma) y la sensación que da de ser una amenaza aunque lo esconda tras sus modales y su desmedido apetito sexual. Kate, la compañera y amiga de Anastasia, por ser un estereotipo y aportar más bien poco. El resto de personajes (José, Elliot, los padres de Grey) tienen tan poca importancia en la trama que es mejor, si os interesa, que los descubráis vosotros.

No veo la lógica en la relación que Anastasia y Grey mantienen porque yo misma sería incapaz de algo semejante. Ni siquiera si mi estupendo se me apareciese luciendo biceps y pectorales y jurándome que me adora y me idolatra, al tiempo que me tiene semana y media sin salir de la cama (jo, qué calor…). Sintiéndolo mucho, al primer azotazo que me diera le pondría los gemelos del sur a la plancha. Si el señor Grey disfruta causando dolor, como manifiesta en varias ocasiones, que se lo cause a sí mismo y que deje que se la pique un pollo, por ejemplo, que es una forma original de sufrir.

No se cómo será la continuación de la trilogía, aunque me imagino cómo va a terminar. Pero con el primero ya he tenido bastante. No lo voy a quemar porque me gustan los libros y detesto hacerles daño, pero se lo voy a prestar a mi amiga Visi, la fanática de las novelas de amor, a ver cómo le queda el cuerpo. Aunque a lo mejor a ella le gusta y lo disfruta, de lo que me alegraré porque es mi amiga y se merece muchos buenos ratos. Pero a mí no me vuelven a coger en otra. Que le vayan dando, señor Grey.






49 comentarios:

  1. Yo lo leí por el revuelo que causo, por curiosidad y todo el marketing que tuvo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. jaja Yo no me canso de leer reseñas negativas de este libro, sobre todo si son tan graciosas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta la leí en ciao y creí que me daba un pasmo de la risa. Has hecho bien en traértela al blog, gracias por recordármela. La novela ni la he leído ni malditas las ganas que tengo y visto lo visto, creo que no me pierdo nada bueno :)

    un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  4. A mí sí que me parece que la novela tiene un toque de romanticismo. Tú misma dices que "eso es lo que a cualquier mujer le gustaría: tener a su lado a un hombre bien plantao capaz de bajarnos hasta la luna si es necesario". Por otro lado, sea cuál sean las opciones de disfrute sexual de cada uno, me pareció que había en estas páginas mucho "copy & paste" de las series televisivas como, por ejemplo, Gossip Girl..ambientes de lujo, la típica chica que es incapaz de encajar en el mundo de las falsas apariencias, malentendidos...En todo caso, mi experiencia lo que sí dicta es que es una novela de muy baja calidad literaria. Es más, he intentado leer la segunda entrega y las primeras páginas me producían nauseas (y no lo digo por la trama en sí misma). Demasiadas repeticiones e incongruencias. (Me encantaría seguir escribiendo, pero a estas horas soy incapaz de profundizar en el tema). Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  5. Creo que te has expresado muy bien y has dejado muy claro lo que se pude esperar de este libro, es decir, nada. Yo sólo espero que alguna de las personas que sólo leen los libros de moda, adquieran el hábito de la lectura, es lo único positivo que le veo a estas cosas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pensé yo. Estos libros hacen que gente que no coge un libro en su vida, al menos lea algo.

      Eliminar
  6. Pero vamos! Es ficción! Por eso soportamos y nos puede gustar Grey!
    Claro que si fuese en la vida real, al primer azote en el cu... trasero, lo pongo de patitas en la calle o espero a que se duerma para hacer la "gran Lorena Bobitt"!
    Al ser ficción, uno soporta más cosas, idealiza más. Anastasia es muy naif, no conoce nada y tiene la "suerte" de caer con un millonario seductor masoquista y manipulador. No es una mujer de 30 que tiene las cosas más claras y que no aguantaría ni uno de los "berrinches" de Grey.
    Yo lo tomé como ficción y lo disfruté, la pasé bomba jaja, pero no lo trasladaría a mi vida. Más allá del sadismo, un hombre tan controlador duraría medio minuto conmigo. Pero eso es lo lindo de la imaginación, en ella se toleran más cosas jajaja.
    Besos y nadie te colgará porque no te haya gustado.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Qué maravillosa sorpresa!! Gracias por traerme a un lugar tan acogedor y por prestarme un huequito, es un placer enorme estar aquí. Y gracias también por la presentación y tus buenas referencias, tu generosidad sólo es comparable a tu enorme corazón. Un beso fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Que me he reído con la reseña! Muy bien estreno Yolanda! Y desde luego a este libro no me acerco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la reseña!!!
    Jajajajajaj es genial!!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida Yolanda, tu reseña me ha parecido muy buena, divertida y sobre todo muy valiente, pues parece que a la hora de reseñar cuesta mucho llamar a las cosas por su nombre.
    Os deseo una asociación larga y fructifera.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me alegro un montón de que nuestra Moreno se haya animado a colaborar. Ya leí su reseña hace unos días en Ciao! y va en su línea, siempre acabo partiéndome de la risa cuando leo cualquier cosa suya. Y además en este caso, que el libro me daba una pereza horrible, me ha hecho estar más convencida aún de no querer ni acercarme a él.

    ResponderEliminar
  12. En fin, es como llamar a la violencia de género "romanticismo extremo". Ech´ñe un vistazo al libro, leí trozos sueltos y vi que no era para mí.

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja, me ha encantado, sobre todo lo de "Y cuándo te lo leas, vas y lo quemas. Ni te lo pienses" XD

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa, yo sólo con haber leído el argumento, estoy totalmente de acuerdo contigo. Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Jejeejej.... me parto!! Te has quedado a gusto eh?? jejejeje... Lo que me he reído. No sé decirte por qué este libro está arrasando y te lo digo sin haberlo leído. Imagino que en el caso de las mujeres, pues hay que reconocer que casi todas tenemos ese punto romántico y que alguna vez en la vida (siendo más joven) se sueña con el hombre perfecto que te lleve a la luna. Pero claro, si el hombre perfecto actúa de este modo... ¿¿dónde está la perfección?? En el caso de los hombres, este libro le supone una subida del ego total. Que uno de su acera llegue a tal nivel de dominación con una jovencita debe ser algo muy emocionante para ellos. Ojo, que nadie se me ofenda porque hay hombres así paseando por la calle que le encantaría estar en el pellejo del tal Grey. En cualquier caso, esta trilogía se está vendiendo como churros, la autora se está forrando y sí Kayena, sí... hay mujeres que piensan que este libro les ha cambiado su vida sexual de cabo a rabo (nunca mejor dicho y con perdón!). A mi alrededor he oído este comentario más de una, de dos y de tres veces. Es más, hay maridos que animan a sus mujeres a leerlo a ver si cae la breva y se convierten unas Anastasias. Patético nena. En youtube hay un vídeo promocional. No sé si lo habrás llegado a ver. Me quedé flipada cuando lo ví. Besos.

    ResponderEliminar
  16. No lo he leído y no creo que lo haga porque suelo huir de estos "pelotazos" literarios pero me ha encantado leer tu opinión que es parecida a la de una compi de trabajo que se ha echado a la oficina en contra porque la mayoría ha flipado con la novela. No puedo opinar.

    ResponderEliminar
  17. Vaya, ya tenía claro que esta serie de libros no iban a caer en mis manos porque , aparte de ser una temática que no me llama, tanto boom me echó para atrás en su momento y, ahora, reseñas como la tuya demuestran que hice bien que no hay tiempo de leer libros "malos"

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Yolanda, yo no te voy a asesinar, te voy a aplaudir hasta que me duelan las manos!! Coincido contigo desde la primera palabra hasta la última, me parece una reseña curradísima y completamente cierta, al menos para mí, que opino exactamente lo mismo. Me ha llamado mucho la atención lo que dices con respecto a la figura del controlador, manipulador y acosador, porque en esta novela, esa forma de ser del Sr. Grey trasciende los límites de la vida sexual para pasar a ser así en la vida cotidiana y a mí eso también me parece bastante peligroso e intolerable y que lo hagan parecer atractivo por eso, aún más. Y tampoco me han gustado ciertas expresiones (sin entrar en las repeticiones que llegan a exasperar), porque también soy de las que piensan que se pueden detallar las escenas de sexo con un cierto gusto sin que por ello pierdan su fin último de excitar. En fin, que enhorabuena, chica, y gracias a Kayena por habernos permitido disfrutar de tu reseña.
    Un besazo para las dos!!

    ResponderEliminar
  19. Jajjaja, a mi me enganchó mucho, y soy perfectamente consciente de lo irreal que es, pero aún así me evaden y atrapaan enseguida. Si lees los siguientes entenderás el porqué se considera más romántico que otra cosa.
    Eso sí, si ya te han desquiciado los tics y frases repetidas en el primero, haces bien en no continuar, porque yo con el segundo casi me transtorno. Y repito que a mi sí me gustó, pero todo tiene un límite.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Vaya con Moreno sister, jajaja, me he tronchado de la risa, como me pasaba con algunas opiniones suyas de Ciao, siempre con ese toque ácido. A mí no me pillan, este tipo de novelas de la corbata "retorcía" no va conmigo. Bss.

    ResponderEliminar
  21. Mi querida Moreno, poque se que no me voy a acordar de llamarte Yolanda, por mucho que me lo apunte en el cerebro. Cuando leí esta opinión por otros lares, pensé tiene huevos la muchacha, y con perdon que con ello no estoy poniendo en duda tu feminidad ni mucho menos ehm, a ver si me van a asesinar a mí esta horda de admiradores que te ha salido. Lo comentaba ayer con Ana y me pareció genial esta colaboración porque sabes que me gusta leerte del derecho y del revés porque siempre me sacas una sonrisa y te atreves a decir verdades como puños por su nombre donde los demás solo parcheamos. A mi Anastacia me pareció una inmadura, como le decía a Ana estaba deseando que saliera la diosa interior porque era lo único interesante que me ofrecia la muchacha. Pero lo dicho por otros lares que me quedaré con las ganas de saber que te ha deparado la lectura de las otras partes y eso si que será un desperdicio para el mundo blogueril...

    besotes wapa y encantada de tenerte también por aqui, y ya sabes lo que dicen, la confianza da asco,así que pasa y acomodate, como si estuvieras en tu casa que ahora es cuando Ana me tira a mi de las orejas y con un peazo de razón como una catedral...

    ResponderEliminar
  22. Kayena totalmente de acuerdo con tu opinión. Yo no lo puedo quemar porqué me quedaría sin ebook jajajajjaaj El libro es una pasada de malo, mal escrito, nada de romántico, no tiene fondo, no sé como decirlo lo leí para saciar mi curiosidad, y la curiosidad mató al gato, porque no pienso leer las otras partes!!!!!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Yo solo cuando leí la sinopsis ya tenía decidido no leerlo. El tema no me pareció nada interesante. Pero después de leer algunas reseñas me terminé de convencer. No era lo mio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. No me apetece nada leer estos libros, aunque sean récord de ventas, me da igual. Pero he disfrutado mucho leyendo tu contundente reseña, eso sí. Me alegra encontrar voces discordantes en la blogosfera, lo contrario, en este tipo de libros, sería muy sospechoso. Me da igual que esté de moda, o que haya vendido tropecientos mil ejemplares, creo que paso. Besotes!!

    ResponderEliminar
  25. Estoy totalmente de acuerdo con MorenoSister, yo no he leído el libro, y si no lo hago es precisamente por eso, después de todas las reseñas que he ido leyendo creo que no es un libro que me vaya a aportar nada, que además de ser surrealista me daría mucha rabia, una mujer con un poquito de carácter por favor, que infundir otros valores, como la sumisión de una mujer al hombre, en la gente no me parece de mucha ayuda para la sociedad actual. Biquiños!

    ResponderEliminar
  26. Una reseña estupenda, que me ha hecho reir. No me llaman nada estos libros, aunque he leído muchas novelas romántico-eróticas que estaban muy bien aunque no hayan tenido tanta fama. El caso es que la autora se ha hecho millonaria con los libritos de marras. Mejor para ella. Un beso

    ResponderEliminar
  27. Hay gustos para todo y si me tengo que posicionar estoy contigo, no entiendo el boom, no entiendo la revolución que supone para alguien este libro a la hora de sus escarceos de alcoba, pero lo que rematadamente no entiendo es que las mujeres, chicas o féminas pretendan ese modelo de relación. Tantos derechos de la mujer y solicitar la igualdad para que llegue un señor con un cuerpazo, vale, pero que no deja de ser un controlador obsesivo que me pone los pelos de punta. En calidad literaria no voy a entrar porque hay niveles para todo, aunque lo de las repeticiones me parece imperdonable. Y comprendo que esta lectura puede ser evasiva y por eso puede gustar pero nada más, como ves, yo sí que leí cincuenta sombras pero ni si quiera lo reseñé porque no me apetecía, y esa es mi experiencia con la novela. Besos

    ResponderEliminar
  28. Desde luego que dan ganas de zarandear a Anastasia a ver si le llegaba la sangre al cerebro... Par mí, a parte de las repeticiones, fue lo más desesperante, junto con reacciones y medidas del señorito Grey. ¿Que se lee en una patada? Por supuesto, literariamente no aporta nada.
    Yo leí la trilogía completa porque aún me reí un poco con/de ellos y además porque me lo tomé como una lectura para desconectar totalmente de todo (tenía la cabeza saturada de lecturas más curradas).
    Pero bueno, para gustos colores y una reseña estupenda :)
    ¡Un bico!

    ResponderEliminar
  29. Gracias por este nuevo descubrimiento, no sabes cómo me he reído. Y a qué espera para crear un blog, me encantaría leer reseñas como estas.

    ResponderEliminar
  30. Ya habíamos había comentado a Yolanda que a mi podía estar esperándome este libro, y después de ver la opinión de mi hija cuando ha acabado con él me reitero más todavía. Bienvenida sea esta incursión de Yolanda en la blogosfera.

    ResponderEliminar
  31. A mi tampoco me gustó como ya he comentado alguna vez. Ha llegado y ha explotado... pero de calidad cero. Veremos que pasa en el cine
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Me niego incluso a dejar mis impresiones , por favor que saquen otro libro que nos idiotice tanto que nos haga olvidar este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fesaro, no, por favor. Que ya nos están idiotizando bastante. Que se queden las cosas como están. No vayamos a dar ideas y luego las lleven a cabo y acabamos como tú bien dices. Un abrazo.

      Eliminar
  33. Lo que me he tenido que reír con esta reseña. Es buenísima. Ya me gustaría tomarme un café con estas chicas y reírme un rato comentando el libro.
    Estoy totalmente de acuerdo con muchas de sus impresiones. Y es que no llego a entender del todo como este libro ha podido llegar a ser un éxito mundial, igual que no entiendo como Jorge Javier a publicado uno...
    Cosas más raras se han visto (ovnis, Carmen de Mairena sin maquillaje,...)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  34. Gracias por vuestros comentarios, celebro haberos hecho pasar un buen rato. El libro no da para mucho más salvo, si acaso, para que personas que no leen jamás se pongan un libro en las manos. Pero no entiendo cómo algo tan mal escrito, con tantas repeticiones y frases hechas se haya convertido en un best seller. Para gustos los colores, claro. Fuentes bien informadas me han contado cómo acaba y aún estoy pasmada, tanto rollo, tanto azote y tanta corbata atada a las muñecas para eso. Ha sido un placer estar aquí con vosotros. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con la promoción que hicieron mi reina, ya nació como bestseller, y los humanos no hemos hecho más que encubrarlo. En fin te aviso que amenaza con volver con otra novela, ya no se si será autoconclusiva o otra trilogia con mucho labio mordido y una puesta en blanco de ojos monumental...

      Eliminar
  35. Me parece de elogiar que una novela que no le ha gustado nada tenga una peazo reseña como esta.
    Creo que con el final tenía más que suficiente.
    Se vuelven a comprobar mis sospechas, que hice bien en su día en no leerla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  36. Jajajaja, me encanta la reseña que has hecho, no me he reído poco ni nada. Tengo a mis compañeras del trabajo obsesionadas con este libro y volviéndome loca para que lo lea. Después de leer tu reseña va a ser que no, por lo que veo no vale un pimiento y si quiero novela erótica festiva me quedo con cualquiera de la colección La sonrisa vertical.
    Musus.

    ResponderEliminar
  37. jajaja... No es por hacer spam, pero si quieres lee la mía, es muy parecida.

    ResponderEliminar
  38. A los pies de Morenosister para toda la vida, jajajajja. No solo pienso igual que ella del libro, sino que además lo ha planteado de una manera maravillosa. No he parado de reír.
    Yo dejé el libro a medias, no pude continuar. Ahí lo tengo, de calzador de mesas. Y no lo tiro ni lo quemo porque para mí es un sacrilegio hacerle eso a una novela, pero... en fin...
    Aplausos para la creadora de la reseña, y para la dueña de este rinconcito.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Coincido contigo en todo lo que has dicho, yo me leí los tres y no me gustaron nada de nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. No sé si lo leeré. Quizá se lo pida a mi compi. Tiene 33 años, va de "liberada" sexual y a su marido le dice que "tiene que aprender de Grey" ?????? Es de las que no es nada lectora, pero se ha leído el libro en dos días. Y criticaba a una conocida, tíldándola de "mojigata" porque, al leer diez páginas había devuelto educadamente el libro a la prestamista diciéndole "esto es demasiado explícito para mí". El comentario respecto a la supuesta "mojigata" fue: "No sé cómo ha conseguido tener dos niños".
    Parece según ella que ser devota del tal Grey es condición necesaria para una vida sexual satisfactoria. ¡Y que a todas estas "modernas" les vaya el rollete latigo, sumisión...! Pero cuando hay pasta todo les vale, y si se encontraran a un Grey dejaban colgado al marido o novio.

    ResponderEliminar
  41. Yo a pesar de las criticas negativas me anime con el y la verdad es que me gustaron bastante, aunque he leido de mejores. No hay nada como tener un buen marqueting y hay que decir que este libro lo ha tenido con creces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. jajaja... tu reseña ya le da mil vueltas a la novela. Está mejor escrita y me ha gustado más ¡sí! Estoy de acuerdo con toooodo lo que dices. Lo peor es que yo me leí la trilogía entera porque me la llevé de vacaciones y no tenía otra cosa a mano.

    ResponderEliminar
  43. Vaya, menos mal. Creí que era yo el único que detestaba esta trilogía. Me llegaron a ofrecer el reseñar algún sucedáneo de los que van apareciendo tras la sombra de estas ídem pero dije rotundamente que NO. Para mi no es literatura. Esta mujer que las escribió no sé si se le puede llamar escritora. Para mi no lo es. Sus tres famosas novelas me recuerdan al Kamasutra en versión moderna y mira que ya tiene años el Kamasutra. Que haya que acojerse a un tipo de novelas como estas para que mejore la relación de pareja, pues qué quieres que te diga. Me parece absurdo. Y me alegro por E. L. James que lleve vendido tropecientos mil ejemplares de su obra pero yo no voy a caer en esa trampa porque para mi, repito, no es literatura, ni siquiera novela rosa y menos, todavía, romántica. Besos.

    ResponderEliminar
  44. Buff a mi tampoco me gustó nada...de hecho dudo que continúe la trilogía.
    Un beso!

    ResponderEliminar

  45. ¡Ay que risa! Como me he divertido con tu reseña y es que no podría estar más de acuerdo contigo. A mi la trilogía (yo si que me los he leído) me decepciono muchísimo. Tanto oír hablar de ellos...me esperaba otra cosa. Es de lo peor que he leído nunca. La historia más simple imposible, me pasé los 3 libros esperando que realmente pasase algo interesante aparte de sexo a todas horas. Otra cosa que no entiendo es como los personajes son supuestamente tan guapísimos ...¡si no duermen! No me lo creo, tendrían ojeras y bolsas jajaj.

    Lo dicho, acabo de empezar un blog de lectura yo también hace poco y he llegado aquí buscando blogs que me sirvan de referencia. Sin duda el tuyo será uno de ellos, ¡me encanta! ¡Y me quedo por aquí desde ya!

    Si quieres echarle un ojo al mío, es este:

    http://laseternaspalabras.blogspot.com.es/

    Admito críticas jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Buenas. Felicitaciones por el bog y las reseñas. Me puse a explorar tu blog y tope con la de este libro que llevo meses con intención de leer. Siento curiosdad cuando un libro se convierte en best-seller.

    Das en el clavo con la opinión que tenía de él. Igualmente lo leeré y haré mi propia crítica, aunque con tu forma de expresarte ya has dejado ver los muchos defectos que tiene.

    Saludos y suerte con el blog.

    ResponderEliminar