sábado, 20 de octubre de 2012

LA NOCHE EN QUE FRANKENSTEIN LEYÓ EL QUIJOTE, de Santiago Posteguillo



DATOS TÉCNICOS:

Título: LA NOCHE EN QUE FRANKENSTEIN LEYÓ EL QUIJOTE
Autor:  Santiago Posteguillo
Editorial: Planeta
ISBN: 978-84-08-00961-0
Páginas: 240
Presentación: 978-84-08-00961-0




La verdad es que no tengo perdón de Dios, ya que desde que la revista Círculo de Lectores incluyó en su catálogo la novela Los asesinos del emperador, de Santiago Posteguillo, no dudé en pedirla. Ya sabía que la fama del autor se había forjado a golpe de esfuerzo, trabajo y calidad y si a eso le sumamos que me vuelven loca las historias “de romanos”, blanco y en botella ¿no? Pues no, todavía la tengo en la estantería, esperando a que el dios de los blogueros dispersos me inspire un día de estos. Mientras tanto, no me pude resistir a la nueva publicación del autor, más fácil de leer únicamente porque dadas sus dimensiones se puede llevar a cualquier sitio y aquí me tenéis…


EL AUTOR:
En la web oficial de la Editorial Planeta, podéis consultar la biografía del autor, que a continuación os transcribo:

Santiago Posteguillo, profesor titular de lengua y literatura inglesa en la Universitat Jaume I y doctor europeo por la Universitat de València, estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüística, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido. Publicó Africanus, el hijo del cónsul en 2006, Las legiones malditas en 2008 y La traición de Roma en 2009. Reconocido como uno de los «Valencianos para el siglo xxi» por el periódico Las Provincias, Santiago Posteguillo ha sido finalista del Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza, ha sido premiado en la Semana de Novela Histórica de Cartagena y ha recibido los galardones Hislibris.com 2009 al mejor novelista histórico y a la mejor novela histórica. 

En 2010, Santiago Posteguillo recibió el prestigioso Premio a las Letras de la Generalitat Valenciana. Los asesinos del emperador es su nueva y más espectacular novela, un relato impactante, descomunal, cuyos derechos ya fueron vendidos a Italia antes de su publicación.




ARGUMENTO:
Sabéis que normalmente suelo elaborar un argumento de los libros que leo, pero este, en particular, no es una novela, sino una colección de relatos en cierta manera novelados, por lo que casi os dejo con la sinopsis, ya que es lo suficientemente ilustrativa de lo que os vais a encontrar:

¿Quién escribió las obras de Shakespeare? ¿Qué libro perseguía el KGB? ¿Qué novela ocultó Hitler? ¿Quién pensó en el orden alfabético para organizar los libros? ¿Qué autor burló al índice de libros prohibidos de la Inquisición? Estos y otros enigmas literarios encuentran respuesta en las páginas de La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, un viaje en el tiempo por la historia de la literatura universal de la mano de Santiago Posteguillo, uno de los novelistas históricos más reconocidos por la crítica y el público de los últimos años. Y un profesor de literatura… poco convencional.



IMPRESIONES:
Creo que podríamos considerarnos una legión los lectores a los que nos gustan los libros que hablan de libros. De hecho, con bastante asiduidad aparecen títulos de novelas que se basan en ellos para plantear historias de ficción. Supongo que ahora mismo, si os preguntase a cada uno de vosotros, me podríais dar una larga lista de ellos ¿verdad? Pues si, a mi también me han venido a la cabeza algunos títulos, en particular, durante la lectura de esta delicatessen impresa, me sobrevolaba la sensación de que Posteguillo se me perfilaba como uno de esos hombres-libro creados por Ray Bradbury en su deslumbrante Fahrenheit 451, por poner un ejemplo. Claro que con matices, porque no creo que el autor haya necesitado memorizar cada uno de los libros de los que nos habla (tampoco se dan las circunstancias que se dan en esa novela, gracias a Dios), sino en su vena didáctica; es decir, a fin de cuentas, Santiago Posteguillo es profesor de lengua y literatura inglesa y, como tal, este libro podría considerarse una clase magistral que nos permite disfrutar del poder liberador de la literatura, desde el punto de vista de lo anecdótico, donde ha conjugado datos históricos y ficción, ofreciendo un resultado en muchos momentos incita al más pintado a querer conocer a los clásicos.

Basta con leer lo que nos comenta en el prólogo, con respecto a que este libro pretende “conducir al lector audaz más allá de la frontera que nos marcan las páginas de un libro, las palabras de un poema o las luces de una función. Éste es un pequeño gran viaje que pretende mostrar al lector aquello que se esconde detrás de los libros: los autores, sus vidas, sus caprichos, sus genialidades, y, a veces, sus miserias y también aquello que hay detrás de los libros mismos como objeto”.

Con este volumen Posteguillo nos hace partícipes de su amor por la literatura, pero también de los misterios que encierran muchos libros. Por eso, utilizando unas veces como coartada el relato clásico y otras poniéndose en la piel de determinados autores, nos revela mediante una plática sutil, en la que maneja con indudable habilidad el estilo de la época, un buen número de incógnitas históricas aprehendidas a lo largo de los años, que bien merecen la pena que conozcamos. Es obvio reconocer, por tanto, la labor de documentación que lleva implícita.

Ni qué decir tiene que el lenguaje utilizado es sencillo y ameno. Lo relatos tienen una extensión bastante breve, por lo que se leen en un suspiro. Para que os hagáis una idea, el libro tiene 240 páginas y teniendo en cuenta que además del índice y un prólogo, nos encontraremos al final con una bibliografía bastante extensa (y referencias que el denomina “curiosas” y estudios olvidados), un índice alfabético tanto de escritores como de obras literarias que se citan en los relatos y un apartado de “Agradecimientos”. Los relatos están separados entre ellos mediante una página ilustrada por Joan Miquel Bennasar y Josep Torres. Algunas historias de las que relata son bastante conocidas, otras –por lo menos en mi caso- desconocidas, pero todas interesantes y dignas de ser leídos una segunda vez, si es el tuyo.

A continuación os presentaré media docena de relatos, entre los que se halla el que da título al libro, para que os hagáis una idea del palo que van. No son los mejores ni los peores, porque en cuestión de calidad literaria, están a la par, sino que son simple y llanamente, una muestra de lo que os podéis encontrar.


¿Quién inventó el orden alfabético?
En este relato el autor nos remonta al siglo III a. de C., una vez desunido el imperio de Alejandro Magno. Alejandría queda en manos de Tolomeo I y es él quien decide fundar la Biblioteca más emblemática conocida hasta entonces, aunque será su hijo y sucesor, Tolomeo II, quien le dará el mayor esplendor y la convertirá en la mejor y mayor del mundo conocido. Y con ello, llegó también el caos, pues los funcionarios encargados de mantener el orden se vieron incapaces de encontrar un método adecuado para tal fin. Fue entonces cuando el faraón encargó esa misión a Zenodoto… y lo consiguió, claro ¿queréis saber cómo?


¿Escribió Shakespeare las obras de Shakespeare?
Nos encontramos en una localidad cercana a Londres, un 30 de mayo de 1593. Cuatro hombres acaban de compartir cena y, a los postres, se inicia una reyerta. Las consecuencias son dramáticas, pues uno de ellos muere. Casualidades de la vida, el juez de instrucción personal de la reina aparece inmediatamente. El presunto asesino es detenido e inician el camino a la capital en dos carretas: en la primera el detenido junto con el juez; en la segunda, la víctima, un ahorcado y los dos amigos que se encontraban en la posada. Pero Marlowe nunca llega a su destino, porque el asesinato ha sido una farsa. ¿Los motivos? Eso tenéis que deducirlo vosotros, leyendo este singular relato que viene a respaldar la tesis de que fue el mismo Marlowe quien escribió la mejor colección de obras maestras de la literatura inglesa y que William Shakespeare simplemente se limitó a firmarlas, como mantuvieron en su día Zeigler y Webster, dando origen a la Teoría Marloviana. Eso si, si además queréis investigar al respecto, Calvin Hoffman, autor del libro El hombre que fue Shakespeare, en su testamento dejó estipulado un fondo que custodia la Fundación King’s Collage de Canterbury bastante apetecible para aquel que sea capaz de demostrar esta teoría. Todavía está abierto.


El discurso
¿Qué motivos pudieron forzar a José Zorrilla para, en dos ocasiones distintas y a lo largo de más de treinta años, negarse a aceptar su merecidísima silla en la Real Academia Española? Te aseguro que te conmoverá leer el relato de la charla acaecida en su domicilio, en mayo de 1885, entre Don José y sus íntimos amigos Gaspar Núñez de Arce y Pedro Antonio de Alarcón y los resultados de ésta.


La noche en que Frankenstein leyó El Quijote
El relato de la estancia que los invitados a la casa que Lord Byron poseía en Suiza es el marco donde transcurre la acción de esta interesante historia. Resulta que un año antes se produjo un fenómeno curioso: el Tambora, un volcán situado en la isla de Sumbawa (Indonesia), explosionó, causando todo tipo de percances, que afectaron al clima en todo el mundo. Por ello, el verano de 1816 un nuevo suceso vino a sumarse a la larga lista de accidentes, esta vez en forma de Verano Boreal, que duró bastante tiempo.

Como consecuencia de todo lo anterior, los invitados, en vez de dedicarse a sus grandes aficiones, entre las que se encontraban las largas caminatas en las que contemplaban la naturaleza en todo su esplendor, optaron por otras más caseras y se acostumbraron a reunirse al calor de la chimenea mientras Percy Shelley leía a los clásicos en voz alta. Días después, Byron propuso un reto literario, consistente en que los allí reunidos tendrían que escribir un relato de terror y que ganaría aquel que fuese más espeluznante. De esta manera se creó el germen que más tarde daría origen a la novela Frankenstein o el moderno Prometeo, escrita por Mary Shelley. Pero la relación este esta novela y El Quijote deberás encontrarla tú, leyendo esta curiosa historia.


Primeras impresiones

En este relato se hace un particular homenaje a Jane Austen, quien se volcó en la literatura tras un desengaño amoroso. Suerte que su padre siempre confió en ella y no desfalleció cuando una editorial que se consideraba “seria” rechazó su primera novela, Orgullo y prejuicio.



La Gestapo y la literatura
¿Es ético no cumplir la palabra dada a un moribundo? ¿Podrías ponerte a discutir con alguien en estado agónico si llevarás a cabo sus deseos? Esa duda mantuvo durante unas horas en vilo a Max Brod, amigo íntimo de Franz Kafka, tras su regreso del funeral del escritor, hasta que decidió leer los manuscritos que le había legado antes de echarlos a la hoguera. Lo mismo le ocurrió a Dora Diamant, que se encontró en la misma circunstancia.

Ambos comprendieron que tanto los relatos como las novelas que tenían en su poder eran magníficos y contravinieron sus deseos, aunque en el caso de Max, fue más allá y decidió publicarlos. Dora, sin embargo, se limitó a guardarlos. Hasta que un buen día la Gestapo se presentó en su domicilio, la detuvieron para posteriormente encarcelarla y, tras un registro, se llevaron los veinte cuadernos de notas con relatos manuscritos y una treintena de cartas que guardaba. Lo que ocurrió después tendréis que descubrirlo vosotr@s.

Otros títulos son:

Los vikingos y la literatura
El autor secreto
La prisión
El Ave María de Schubert y la novela histórica
Alejandro Dumas y la larga sombra de Auguste Maquet
Veintiséis días
Hija de la lluvia
Charles Dickens y la piratería informática
Esquina Pérez Galdós con Ángel Gimerá
El asesinato de Sherlock Holmes
La trinchera
El presidente Eisenhower y la rebelión de un hobbit
El último vuelo
El KGB y el manuscrito mortal
La novela perdida
Escritores asesinos
El secreto de Alice Newton
El libro electrónico o el pergamino del siglo XXI



BOOKTRAILER DEL LIBRO: 





CONCLUSIONES:
Creo que tras lo dicho, poco más puedo esgrimir para recomendar la lectura de este libro, no sólo porque es capaz de despertar el interés de cualquier persona interesada por la literatura en general, sino porque, particularmente, es una lectura muy amena que despierta infinidad de sensaciones.



38 comentarios:

  1. Es un libro a tener en cuenta, todas las reseñas que he leído hasta ahora son positivas aunque creo que es un libro que leeré poco a poco.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. El título y la portada son sensacionales. Los temas que trata son muy interesantes, será un libro a tener en cuenta. Gracias por tu extraordinaria información.

    ResponderEliminar
  3. Que novela tan original, no la conocía y me ha gustado lo que cuenta. Además me has dejado intrigada con esas narraciones tan interesantes y sin saber el final.
    No tendré mas remedio que ir a la biblioteca a ver si la tienen o comprármela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Este libro se ve entretenido y original! lo quiero!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Interesante libro y con un título muy sugerente. Es para tenerlo en cuenta.
    Por cierto, a mí me encantan los libros que hablan de libros, jejej
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo lo descubrí con Carmen, y me parece una propuesta sumamente interesante. La portada es preciosa. Tus palabras, además de dar a conocer nuevos detalles sobre lo que se puede encontrar en sus páginas, refuerzan el deseo de tenerlo en mi estantería. A ver si no me olvido en la próxima visita semanal a la librería. ¡Gracias! Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Es un libro que no me llama especialmente la atención, aunque he de reconocer que tu reseña me ha despertado la curiosidad, pero no debo seguir aumentando la lista de lectura así que de momento lo dejo en un interrogante y le seguiré la pista
    besos

    ResponderEliminar
  8. Huy, me has despertado la curiosidad pero no te imaginas cuánto. Eso del orden alfabético lo tengo que leer; entre otras cosas, claro, porque todo el libro en sí me ha llamado la atención.

    ResponderEliminar
  9. Como filóloga y como profesora de castellano le tengo unas ganas terribles a este libro, y después de tu reseña muchas más.

    Buen domingo.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me parece super interesante el libro ya le había echado el ojo pero con tanta lectura pendiente... Ya conocía la historia de como se escribió Frankenstein pues lo explica en el ejemplar que tengo de éste libro que por cierto si no has leído te recomiendo. Y por ultimo comentarte que yo también tengo Los asesinos del emperador esperándome, lo tengo firmado por Santiago hay una entrada al respecto en mi blog. Te invito a verla, está en la pestaña firmas de libros. Besos. Te sigo de hace tiempo te invito a seguir mi blog si te gusta. ^^

    ResponderEliminar
  11. Leí Africanus del autor y me encantó... también tengo pendiente Los asesinos del emperador, pero la falta de tiempo me tira para atrás XD A este le tengo muchas ganas, se ve muy entretenido y al mismo tiempo interesante; gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  12. Me atrae lo de que sea un libro que habla de libros, que desprenda el amor que siente por la literatura, como les sucede a muchos de los lectores. Sin embargo, al ser un conjunto de relatos lo dejo pasar, pues no me gusta ese género.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por descubrirme este libro, me parece muy especial y me has hecho decidirme a leerlo a toda costa. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Es una de mis lecturas actuales; de hecho, lo estoy terminando. Me está gustando mucho pues estoy descubriendo historias relacionadas con mis amigos los libros y escritores que no conocía, todas ellas muy interesantes. Una de las que más me ha gustado es la de Escritores asesinos
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encanta Posteguillo, es genial. Me dejó boquiabierta con su trilogía sobre Cornelio Escipión, no sabía que se podía narrar así una batalla!! Insuperable!! Así que le tengo muchas ganas a este libro sobre literatura. La cita que nos pones, por si sola, ya me sirve de acicate (como si tuviera dudas). Me gusta el aperitivo que nos has regalado!! Tengo que leerlo pero ya. Besotes.

    ResponderEliminar
  16. Me apetece mucho este, creo que es idóneo para los amantes de los libros. Me lo apunto,a ver cuando puedo hacerme con el!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me has dejado con muchísimas ganas de leer este libro, así que seguramente también me estrene con el autor con esta novela. Aunque tengo que leer el resto de su obra, que también lo tengo pendiente desde hace...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Me encanta un libro de relatos para leer poco a poco
    Besos

    ResponderEliminar
  19. No tiene mala pinta y con pocas páginas o sea facilito de leer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Me parece un libro super interesante, no me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Lo quiero en parte porque la portada y el título ya me cautivaron en su día hoy leyendo tu reseña me ha recordado a mi querido Cebrian que Dios lo tenga en su gloria con aquellos pasajes de la historia y sus anecdotas.

    ResponderEliminar
  22. Tengo la reseña programada para esta semana y coincidimos en bastantes puntos. A mi que me pirran las curiosidades lo he disfrutado muchísimo.
    Menudo cambio se ha marcado el autor!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me lo apunto Kayena, me ha parecido un libro muy interesante. Gracias por la recomendación. Un besote.

    ResponderEliminar
  24. Si ya lo tenía en mente, después de tu reseña no creo que tarde mucho en caer en mis manos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Que peligro tienes guapa, otro más para la lista, a este paso voy a necesitar unas nueve o diez vidas para leer todo lo que se me antoja y ni te cuento lo que tengo pendiente

    ResponderEliminar
  26. Muy interesante, en especial, porque soy de las que le gustan los libros que hablan de libros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Muy lamativo el giro de este autor, que descansa de sus grandes novelones históricos para seguir hablando de otra historia, la de la literatura

    ResponderEliminar
  28. Parece un libro curiosón, ideal para conocer anécdotas de esas que se pueden contar luego en reuniones y quedar fenomenal! Jejejeje! 1beso!

    ResponderEliminar
  29. He leído de Posteguillo "Africanus" y es una maravilla. Sin embargo, aquí cambia de registro y se adentra en los relatos. En cuanto tenga oportunidad me pasaré por sus páginas porque me parece un gran escritor.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Yo tampoco he leido a Posteguillo y con lo que me gustan las historias curiosas este libro parece perfecto para empezar con este autor. Besos.

    ResponderEliminar
  31. No he leído nada dle autor pero tengo algunas de sus obras fichadas...esta en cambio...no me atrae a pesar de que esté tan bien.
    Gracias por la reseña.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  32. No he leído nada de este autor, pero este libro ya lo tenía apuntado para leerlo, porque todas vuestras reseñas son muy positivas y lo ponéis como una lectura muy interesante, y para que vamos a engañarnos el título y la portada me gustan también mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Me imagino qué pensarían hoy en día los que rechazaron Orgullo y prejuicio por primera vez. Un libro de lo más interesante, totalmente apuntado. Deben haber muchísimos datos curiosos, que supongo a todos los lectores interesan.

    ResponderEliminar
  34. Hola, tengo muchas ganas de leerlo, soy muy aficionado a Posteguillo y sus series de Escipión y Trajano, así que espero leerlo pronto, un abarzo

    ResponderEliminar
  35. Este libro tiene buenos comentarios, pero a mi no me termina de llamar. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Parece un libro para deleitar a los amantes de los libros con sus hitorias. Cada vez tengo más ganas de leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Cuando vi este libro por primera vez me fascinó por su portada y su título y me sorprendió muchísimo ver que era de Santiago Posteguillo, acostumbrada como estaba a ver en las librerías novelas suyas de temática tan distinta a la de este libro. Tengo muchísimas ganas de leerlo, creo que es de los irresistibles para los amantes de la lectura y para los que como yo, somos curiosos y nos gusta saber anécdotas, enigmas... Una reseña estupenda. Besitos.

    ResponderEliminar